Alergias otoñales: cuáles son y cómo evitarlas

alergia-estacional

Aunque comúnmente se asocian las alergias con la primavera, el otoño trae consigo una serie de desencadenantes que afectan la calidad de vida de quienes padecen alergias estacionales. El polen en el aire, la acumulación de hojas y el uso de la calefacción son solo algunos de los factores que contribuyen al aumento de reacciones alérgicas durante esta temporada.

Desde Bupa Seguros, te explicaremos qué son las alergias de otoño, cuáles son sus síntomas y qué puedes hacer para prevenirlas.

¿Qué son las alergias estacionales?

Las alergias estacionales, también conocidas como rinitis alérgicas o fiebre del heno, son reacciones inmunológicas excesivas que sufre el cuerpo al exponerse a ciertas sustancias presentes en el ambiente, en determinadas épocas del año (generalmente, otoño y primavera).

Estas sustancias, llamadas alérgenos, desencadenan una respuesta en el sistema inmune, liberando una combinación de compuestos químicos que producen síntomas como estornudos frecuentes, congestión nasal, tos y, en casos más graves, dificultades para respirar.

Síntomas comunes de las alergias en otoño

La sintomatología común de las alergias en otoño pueden variar en intensidad de una persona a otra, pero típicamente incluyen:

  • Estornudos frecuentes: causado por la irritación de la nariz.
  • Picazón en la nariz y garganta: la cual provoca una sensación constante de comezón.
  • Congestión nasal: producto de la inflamación de los tejidos internos de la nariz.
  • Ojos irritados: que incluye lagrimeo excesivo, enrojecimiento e hinchazón de los párpados.
  • Episodios de tos: debido a la secreción nasal posterior o la inflamación de las vías respiratorias.
  • Fatiga: a causa de la incomodidad y la dificultad para respirar correctamente.

Imagen foto_00000005

Causas de las alergias estacionales en otoño

Polen

Si bien muchas plantas disminuyen su producción de polen en otoño, hay ciertas especies que liberan polen durante esta temporada.

Moho (hongos)

La acumulación de hojas húmedas en el suelo durante el otoño, proporciona el ambiente perfecto para el crecimiento de moho, que, al liberarse en el aire, provoca reacciones alérgicas en personas sensibles.

Ácaros del polvo

Estos diminutos arácnidos se encuentran comúnmente en el polvo doméstico. Se alimentan de escamas de piel humana, y, durante los meses de otoño, cuando se pasa más tiempo en espacios interiores debido al clima más fresco, la exposición a estos aumenta, ocasionando síntomas alérgicos.

Menor ventilación en interiores

Con la llegada del otoño, muchas personas utilizan sistemas de calefacción para mantener sus hogares cálidos. Para conservar el calor, se tiende a reducir la ventilación, cerrando puertas y ventanas. Sin embargo, este aislamiento puede llevar a una mayor acumulación de alérgenos dentro del hogar

Alergias típicas en otoño

Las alergias que se manifiestan con mayor frecuencia en esta época son:

  • Rinitis alérgica: caracterizada por estornudos, congestión nasal, picazón en la nariz/garganta y secreción nasal.
  • Asma inducida por alergias: la cual provoca dificultad para respirar, opresión en el pecho, tos y sibilancias.
  • Conjuntivitis alérgica: incluye síntomas como ojos rojos, picazón, lagrimeo excesivo y sensación de ardor.
  • Dermatitis atópica: que se manifiesta como sequedad, enrojecimiento, picazón y descamación de la piel.
  • Sinusitis alérgica: una inflamación en los senos paranasales, que causa presión facial, dolor de cabeza, congestión nasal y secreción nasal.

¿Cómo prevenir la aparición de alergias estacionales en otoño?

Algunas de las medidas que deben tomarse para reducir y evitar los síntomas de las alergias en otoño son:

  • Mantener limpios los espacios interiores. Esto incluye aspirar, barrer, trapear las superficies, lavar la ropa de cama y las cortinas, regularmente.
  • Utilizar filtros de aire de alta eficiencia en sistemas de calefacción y aire acondicionado, para atrapar los alérgenos presentes en el interior.
  • Controlar los niveles de humedad en el hogar (usando humidificadores, por ejemplo), para evitar la proliferación de moho u hongos en zonas como baños y sótanos.

Te ayudamos a controlar tus alergias durante el otoño

Con las medidas preventivas adecuadas y el tratamiento médico oportuno, puedes reducir considerablemente el impacto de las alergias estacionales y disfrutar del otoño sin preocupaciones. En Bupa Seguros, ofrecemos una amplia variedad de seguros complementarios de salud individual para que tú y tu familia puedan monitorear sus alergias y recibir la atención que necesiten en cualquier momento.
Si deseas más información sobre nuestros servicios y productos, te invitamos a visitar nuestro sitio web, escribirnos por correo electrónico o comunicarte con nuestro Contact Center al 600 391 9000. Estaremos encantados de ayudarte a encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Conoce nuestros seguros complementarios,
tenemos soluciones para afiliados Fonasa e Isapres
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo