Combatiendo la anemia: causas, síntomas y soluciones

mujer recostada tomandose la cabeza

¿Últimamente has sentido cansancio extremo, falta de concentración, dolor de cabeza y estás pálido? Puede ser que tengas anemia. A continuación, te contamos en qué consiste esta enfermedad, qué tipos existen, sus causas y tratamiento. ¡Quédate leyendo!

La anemia es una condición médica común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por una disminución en la cantidad de glóbulos rojos o en los niveles de hemoglobina en la sangre.

En Bupa Seguros, nos preocupamos por tu salud y la de tu familia. Si te preocupa la anemia o deseas obtener más información al respecto, te invitamos a seguir leyendo.


¿Qué es y cuáles son los tipos de anemia?

Cómo mencionamos, la anemia es una condición médica caracterizada por la disminución de glóbulos rojos o en los niveles de hemoglobina en la sangre. Estas células transportan el oxígeno a los tejidos del cuerpo, por lo que una disminución en su cantidad puede afectar negativamente el estado de salud.

Existen varios tipos de anemia y algunos de ellos son:

  • Anemia por deficiencia de vitaminas, nutrientes o hierro: la falta de vitaminas, como la B12; nutrientes, como el ácido fólico y el déficit de hierro, puede llevar a una disminución de glóbulos rojos.
  • Anemia aplásica: en este tipo, la médula ósea no produce suficientes glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Se trata de una afección rara, leve o grave, que puede desarrollarse a cualquier edad. Ocurre repentinamente, o aparece lentamente y empeora con el tiempo.
  • Anemia falciforme: es un trastorno genético en el cual los glóbulos rojos tienen una forma anormal, similar a una hoz. Estos glóbulos rojos anormales se rompen más fácilmente y tienen dificultades para transportar oxígeno, lo que puede causar síntomas de anemia y complicaciones graves.


Causas de la anemia

La anemia puede tener diversas causas, y entenderlas es fundamental para abordar y tratar esta condición de manera efectiva. A continuación te detallamos algunas de las causas más comunes:

La deficiencia de hierro es una de las causas más comunes de anemia. Puede ser resultado de una ingesta inadecuada de alimentos ricos en hierro. También, se puede deber a una mala absorción de hierro en el intestino.
La pérdida excesiva de sangre debido a menstruaciones abundantes, úlceras estomacales, hemorroides o sangrado intestinal, también puede influir en el nivel del hierro.

La anemia por deficiencia de vitamina B12 ocurre cuando el cuerpo no puede absorber adecuadamente esta vitamina esencial. Lo que se puede deber a una falta de consumo de alimentos que contengan vitamina B12. Por ejemplo, la carne, huevos y lácteos.

La falta de ácido fólico en la dieta, el consumo excesivo de alcohol, ciertas enfermedades intestinales o el uso de ciertos medicamentos pueden conducir a una deficiencia de ácido fólico y, por lo tanto, a la anemia.

La pérdida de sangre puede ser una causa significativa de anemia. Puede ocurrir debido a hemorragias internas, traumatismos, cirugías, úlceras pépticas, cáncer u otros trastornos que causen sangrado.

Algunas enfermedades crónicas, como enfermedades renales, enfermedades autoinmunes, cáncer y enfermedades inflamatorias, pueden interferir con la producción adecuada de glóbulos rojos y provocar anemia.

Estas son solo algunas de las causas comunes de la anemia. Es importante destacar que cada persona es única y que las causas pueden variar. 


Imagen foto_00000005


Síntomas de la anemia: ¿Cómo identificar esta condición?

La anemia puede presentar una variedad de síntomas que pueden variar en intensidad dependiendo del tipo y la gravedad de la condición. Algunos de los síntomas comunes asociados son:

  • Fatiga y debilidad: la sensación de cansancio extremo y falta de energía es uno de los síntomas más frecuentes en personas con anemia. Puedes sentirte constantemente agotado y tener dificultad para realizar actividades cotidianas.
  • Palidez en la piel y las mucosas: la reducción de glóbulos rojos puede resultar en una palidez evidente en la piel, especialmente en el rostro, las uñas y las membranas mucosas, como los labios y las encías.
  • Falta de concentración: puede afectar la capacidad de concentración y el rendimiento cognitivo. Puedes experimentar dificultad para enfocarte, pérdida de memoria y problemas para tomar decisiones.
  • Mareos y desmayos: la falta de oxígeno en el cerebro debido a la disminución de glóbulos rojos puede provocar mareos, sensación de desmayo y desequilibrio.
  • Falta de aliento: la falta de oxígeno en el cuerpo puede hacer que te sientas sin aliento, incluso con actividades físicas leves. Puedes experimentar dificultad para respirar y una sensación de opresión en el pecho.
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares: puede afectar el ritmo cardíaco, causando palpitaciones, taquicardia o ritmos cardíacos irregulares.
  • Dolor de cabeza: puedes experimentar dolores de cabeza frecuentes, que pueden ser intensos y persistentes.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar según el tipo de anemia y la gravedad de la condición. Si presentas varios de estos síntomas o sospechas que puedes tener anemia, es esencial buscar atención médica para recibir un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento necesario.

Tratamiento y prevención

El tratamiento de la anemia dependerá del tipo y la causa específica, pero puede incluir cambios en la dieta, suplementos de hierro, vitamina B12 o ácido fólico, o incluso transfusiones de sangre en casos graves. Es crucial seguir las recomendaciones médicas y llevar a cabo un seguimiento regular para controlar los niveles de hemoglobina y glóbulos rojos en la sangre.

Además del tratamiento médico, hay algunas medidas que se pueden tomar para prevenir la anemia y mejorar la salud en general:

  • Mantener una dieta equilibrada y rica en nutrientes, incluyendo alimentos que sean fuentes de hierro, vitamina B12 y ácido fólico.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol y dejar de fumar, ya que estas sustancias pueden interferir con la absorción de nutrientes.
  • Realizar ejercicio regularmente para promover una buena circulación sanguínea y fortalecer los músculos.

 

Bupa Consejos

En resumen, la anemia es una enfermedad común que afecta a muchas personas. Es fundamental que conozcas las causas, síntomas y opciones de tratamiento para combatir esta condición eficazmente.

Recuerda que si presentas síntomas de anemia o te preocupa tu salud, debes asistir a consulta con un especialista. Así, obtendrás el diagnóstico y tratamiento adecuados.

En Bupa Seguros, entendemos la importancia de cuidar tu salud. Por eso, te ofrecemos una variedad de seguros complementarios diseñados para cubrir tus necesidades médicas.

Nuestros planes de seguro te brindan acceso a profesionales médicos expertos y tratamientos de calidad para abordar condiciones como la anemia y otras enfermedades.

Nuestro equipo de especialistas estará encantado de ayudarte a elegir el seguro adecuado para ti y responder todas tus preguntas. Si estás interesado, te invitamos a escribirnos o llamar a través del Call Center 600 391 9000. ¡Te esperamos!


Imagen foto_00000004


Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo