Tabaquismo y riesgos para la salud

En la actualidad, muchas personas buscan llevar una vida plena y saludable, y es innegable que el tabaquismo se ha convertido en uno de los grandes obstáculos para alcanzar este objetivo.

El tabaquismo es una adicción que afecta a millones de personas en todo el mundo. Pero, ¿sabías que fumar puede causar estragos en tu salud? Los estudios científicos han demostrado de manera concluyente que el tabaco está estrechamente relacionado con diversas enfermedades, desde problemas respiratorios hasta enfermedades cardíacas y cáncer.

Por eso, hoy queremos hablarte de los riesgos asociados al hábito de fumar, entregándote información valiosa que te permita tomar decisiones conscientes para cuidar de tu bienestar.

Efectos del tabaco en el organismo

A continuación, te mencionaremos algunas enfermedades que son causadas por el consumo de tabaco:

1. Distintos tipos de cáncer

El consumo de tabaco está directamente relacionado con el desarrollo de varios tipos de cáncer en diferentes órganos del cuerpo. Algunos de ellos incluyen el cáncer de pulmón, esófago, laringe, estómago, riñón, hígado, páncreas, cuello uterino, garganta, boca, colon y recto.

La razón detrás de esta asociación radica en el hecho de que al fumar, inhalamos sustancias químicas tóxicas como el alquitrán, el benzopireno y otros compuestos cancerígenos. Estas sustancias dañan el ADN y promueven el crecimiento de células cancerosas en nuestro cuerpo.

2. Enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos

El consumo de cigarrillos causa daños significativos al corazón, aumentando el riesgo de hipertensión arterial, accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.

Esto se debe a que los componentes químicos presentes en el humo del cigarrillo, como la nicotina, provocan la constricción de los vasos sanguíneos, lo que a su vez aumenta la presión arterial. Además, estos componentes dañan el revestimiento interno de los vasos sanguíneos, conocido como endotelio.

Este hábito también es un factor de riesgo para la enfermedad arterial periférica (PAD), que resulta en la acumulación de placa en las arterias que llevan sangre a los órganos. Esto incrementa el riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Además, fumar puede causar enfermedad vascular periférica (PVD), que disminuye el flujo sanguíneo en las piernas y los brazos, lo cual se traduce en dolor al caminar. Es importante tener en cuenta que la cirugía para tratar esta enfermedad no es efectiva en personas que fuman.

1. Tabaquismo y embarazo

El hábito de fumar dificulta la concepción y aumenta los riesgos asociados al embarazo en las mujeres. Las fumadoras tienen una mayor probabilidad de experimentar dificultades para quedar embarazadas, así como de sufrir abortos, embarazos ectópicos (cuando el feto se implanta fuera del útero) y partos prematuros.

Cuando una mujer embarazada fuma, existe un alto riesgo de que el bebé nazca con labio leporino, una condición en la que hay una abertura en el labio superior. Además, estos bebés pueden presentar bajo peso al nacer y tienen mayor propensión a padecer el síndrome de muerte súbita infantil, una condición en la que un bebé aparentemente sano muere de forma repentina e inesperada durante el sueño.

Por lo tanto, es fundamental que las mujeres embarazadas eviten fumar para proteger su salud y la del bebé en desarrollo.

2. Otras formas en que el tabaquismo afecta tu salud
Aspirar los químicos que posee el cigarrillo, puede causar, además:

  • Problemas dentales: mayor riesgo de pérdida de dientes, enfermedades en las encías, mal aliento y dientes manchados.
  • Disminución del gusto y del olfato.
  • Aumento de riesgo de diabetes tipo 2.
  • Envejecimiento prematuro de la piel.
  • Mayor riesgo de artritis reumatoide.

 


Imagen foto_00000005


 

¿Si la gente fuma a mi alrededor, me puede afectar el humo del tabaco?

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer ha clasificado el humo del tabaco presente en el ambiente como una sustancia que provoca cáncer. ¿Sabías que esta exposición al humo de segunda mano puede causar enfermedades y muerte prematura tanto en adultos no fumadores como en niños?

Diversos estudios, como los realizados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., han confirmado que cuando estás expuesto al humo de segunda mano, aumentas tu riesgo de enfermedades cardíacas en un 25% a 30% y de accidente cerebrovascular en un 20% a 30%.

Si tienes hijos, debes saber que los niños expuestos al humo del tabaco en el ambiente tienen un mayor riesgo de padecer síndrome de muerte súbita del lactante, bronquitis, neumonía e infecciones de oído. Además, esta exposición agrava los síntomas en aquellos niños que ya sufren de asma.

Por lo tanto, es evidente que el humo del tabaco presente en el ambiente es perjudicial para tu salud y la de tus seres queridos. Se asocia con un mayor riesgo de diversas enfermedades y complicaciones graves. Por eso, es crucial que tomes medidas para proteger a tu familia de la exposición al humo de segunda mano y frecuentar entornos libres de humo.

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

Sin embargo, no todo está perdido. La buena noticia es que siempre es un buen momento para tomar la decisión de dejar de fumar y recuperar el control sobre tu vida y tu salud.

Cuando decides dejar de fumar, estás dando un gran paso hacia una vida más saludable. Inmediatamente después de dejar el tabaco, tu cuerpo comienza a experimentar cambios positivos. Tu sistema respiratorio se fortalece, tus pulmones comienzan a eliminar las toxinas acumuladas y tu capacidad pulmonar mejora notablemente.

Además, tu piel se rejuvenece y recupera su brillo natural, y tus sentidos del olfato y del gusto se vuelven más agudos.

Pero los beneficios no terminan ahí. A medida que pasa el tiempo sin fumar, tu riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y cáncer disminuye significativamente. Tus niveles de energía aumentan, mejorando tu calidad de vida.

Además, dejar de fumar también tiene un impacto positivo en tu entorno. Al proteger a tus seres queridos del humo de segunda mano, estás cuidando de su salud y fomentando un ambiente más saludable para todos.

Sabemos que dejar de fumar puede resultar todo un desafío, pero no tienes que hacerlo solo. En Bupa Seguros, encontrarás seguros de salud diseñados para cuidar de ti en cada paso de tu camino hacia una vida libre de humo.

Nuestro seguro Bupa Cuidado Total está aquí para respaldarte en tu compromiso con una vida más saludable.

Entendemos que cada persona es única y necesita un enfoque personalizado en su proceso para dejar de fumar. Por eso, al contratar nuestro seguro Bupa Cuidado Total, tendrás acceso a una amplia red de médicos y especialistas de confianza, que te brindarán el apoyo emocional y las estrategias necesarias.

Si estás interesado en uno de nuestros servicios, te invitamos a escribirnos o llamar a través del Call Center 600 391 9000. ¡Te esperamos!


Imagen foto_00000005


Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo