Conoce cómo funciona un seguro complementario de salud

pareja frente a computadora

Contratar un seguro complementario es una buena opción, ya que ofrece tranquilidad ante cualquier problema de salud imprevisto, tanto personal como de nuestros familiares.

A continuación, te contamos en qué consisten, ejemplos prácticos de cómo funcionan y en qué debes fijarte al contratar uno.


¿Qué es un seguro complementario de salud?

Un seguro complementario de salud es, como dice su nombre, un complemento al sistema de salud de base (Isapre o Fonasa).

Estos seguros reembolsan copagos no incluidos en el seguro médico obligatorio, pudiendo financiar la totalidad o un porcentaje de las prestaciones médicas.

Características de los seguros de salud complementario

Algunas características de estos tipos de seguros de salud son:

  • Los requisitos para contratarlos son estar afiliado a Fonasa o Isapre y rellenar el formulario en el que se comunican enfermedades preexistentes o posibilidades de tener algunas, llamado Declaración Personal de Salud (DPS).
  • Suelen tener un tope de capital anual, es decir, un monto máximo de dinero que cubre el seguro al año.
  • Tienes que pagar un deducible.

 

¿En qué consiste el deducible de un seguro?

El deducible es el monto que paga el asegurado antes de que empiece a funcionar la cobertura del seguro complementario. Está expresado en UF.

Este seguro se paga al inicio de la vigencia del contrato, pero no se paga directamente, sino que es descontado de los primeros reembolsos.

Por ejemplo, si tu póliza tiene un deducible de 1 UF y solicitas el reembolso de una consulta médica y un examen teniendo un monto a reembolsar de 3 UF, el monto que reembolsará el seguro es de 2 UF y el deducible que tendrás que pagar será 1 UF.

Una vez cubierto el monto del deducible, los reembolsos serán cubiertos por el seguro de acuerdo al plan de salud.

Si quieres saber más sobre el deducible, te invitamos a leer nuestra nota de blog que explica cómo funciona.


Imagen foto_00000005


 

Tipos de seguros complementarios

Existen de dos tipos: individuales o colectivos.

- Seguro complementario de salud colectivo: es contratado por las empresas para sus trabajadores.

Uno de los beneficios que consiguen las empresas al contratar este tipo de seguro para sus trabajadores son beneficios tributarios, es decir, la reducción de impuestos a pagar a fin de año.

- Seguro complementario de salud individual: puede ser contratado por cualquier persona que esté afiliada a Fonasa o Isapre.

Es importante mencionar que en ambos tipos de seguros puedes agregar a tus familiares, conviviente o cónyuge como cargas pagando un monto adicional para que también disfruten de los beneficios de la póliza.


¿Qué cubre los seguros complementarios de salud?

Los seguros de salud cubren los siguientes gastos médicos:

  • Consultas médicas
  • Exámenes de laboratorio e imagenología
  • Hospitalizaciones
  • Descuentos en medicamentos
  • Enfermedades de alto costo
  • Gastos dentales
  • Seguro de vida
  • Entre otros.


Te dejamos algunos ejemplos de cómo funciona un seguro complementario:

Ejemplo 1:

Si tienes que realizarte una operación que cuesta un millón de pesos, y la Isapre te cubre un 60% del precio, es decir $600.000, y el seguro te cubre 80% del copago restante, es decir $320.000 pesos, solo te quedaría por pagar un total de $80.000.

En estas situaciones por lo general cancelas el precio total de la operación hasta la cobertura de Isapre o Fonasa ($400.000 en este caso) y luego la aseguradora te reembolsa lo correspondiente.

Ejemplo 2:

Si tienes que asistir a una consulta médica que cuesta $40.000 y Fonasa cubre un 25% del precio total, te quedan a pagar $30.000. Luego, el seguro cubre un 60% del precio restante, cubriendo $18.000, por lo que finalmente solo tendrás que pagar $12.000.

En algunos casos, para las consultas médicas puedes hacer el pago en la caja con el sistema Imed y el descuento del seguro complementario de salud se hace automáticamente.

Bupa Consejos

Al momento de contratar un seguro de salud complementario te recomendamos fijarte en:

  • El porcentaje de cobertura que buscas.
  • En las clínicas y centros médicos en los que quieres atenderte, ya que cada aseguradora tiene convenios con distintas instituciones.
  • Si el seguro es compatible con tu sistema de salud base, ya que hay para Fonasa y para Isapre.
  • Algunas compañías tienen precios diferenciados por edad, ya que los jóvenes ocupan estadísticamente menos servicios de salud.


En Bupa Seguros contamos con seguros individuales y seguros colectivos. Si quieres cotizar uno, ¡contáctanos! Te resolveremos todas tus dudas.

Contamos con un seguro complementario especial para afiliados a Fonasa, seguros escolares con cobertura todo el año y con seguros para pymes.


Imagen foto_00000004


Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo