¿Qué hacer en caso de una picadura de araña de rincón?

Picadura de araña de rincón

Con un tamaño de apenas tres centímetros y un potente veneno que puede causar la muerte, la araña de rincón es uno de los arácnidos más dañinos y tóxicos encontrados en Chile, especialmente durante el verano.

Teniendo esto en cuenta, es sumamente importante que tomes las precauciones necesarias para evitar que esta aparezca en tu casa, pero sobre todo es fundamental que sepas qué hacer si llega a morderte.

Por esta razón, desde Bupa Seguros, te ofrecemos algunos datos claves sobre cómo debes actuar en caso de que sufras una picadura de araña de rincón.

Características de la araña de rincón

También conocida como «araña violinista», se trata de un insecto pequeño y perceptible al ojo humano, de color café parduzco, que mide entre 1 y 3 centímetros de largo, aproximadamente, y tiene largas patas que extendidas llegan a medir 45 milímetros. Es asustadiza, no agresiva, muy rápida y su presencia es más frecuente en primavera/verano, debido al aumento de la temperatura.

La araña de rincón suele morder de forma accidental, cuando se siente amenazada (generalmente, al ser comprimida contra la piel) y reacciona en defensa propia.

Siendo la especie arácnida más tóxica y peligrosa de Chile, habitualmente se encuentra en esquinas con difícil acceso para la limpieza como recovecos de muebles, detrás de cuadros, en clósets o entre zócalos y grietas.

¿Cuáles son los síntomas de una picadura de araña de rincón?

La mordida de la araña de rincón puede ser letal, provocando, inicialmente, un dolor/pinchazo intenso, seguido por una sensación de quemazón que deja una roncha de color rojizo.

Produce síntomas como fiebre, escalofríos, agitación, náuseas, sudoración, dolor intenso en la cabeza o el abdomen, cambios en la coloración de la orina y agitación, que suelen aparecer entre cuatro-ocho horas más tarde.

Con el paso de las horas los daños al sistema nervioso y las llagas en la piel pueden alcanzar órganos vitales si no se atiende a tiempo, ya que su veneno tiene una enzima que destruye ciertas proteínas de la piel y los glóbulos rojos.

Si sospechas que una araña de rincón te mordió, es fundamental acudas a urgencias de inmediato y te apliques compresas de hielo que ayuden a inactivar el veneno, hasta que te atienda un profesional médico.

De ser posible, captura al arácnido en un frasco en lugar de aplastarlo. Preservar su estado facilitará a los médicos identificar si es una araña de rincón, permitiéndote recibir el tratamiento adecuado en caso de confirmarse la presencia de esta especie venenosa.

Cuadro clínico

El cuadro clínico producido por la mordedura de la araña de rincón es variable, se llama loxoscelismo y se presenta en dos cuadros asociados: el loxoscelismo cutáneo, que puede ser necrótico o edematoso, y el loxoscelismo cutáneo visceral.

Loxoscelismo cutáneo (necrótico y edematoso)

Como su nombre lo indica, el loxoscelismo cutáneo necrótico produce una lesión en la piel, muy dolorosa y progresiva, que se manifiesta, inicialmente, con el enrojecimiento e inflamación del área afectada y que, de no ser tratada a tiempo, puede avanzar hacia la muerte de los tejidos circundantes y la posible necesidad de un injerto.

Es el cuadro clínico más común (aproximadamente, 80 % de los casos) y suele ser la forma predominante de la picadura de araña de rincón.

Por su parte, el loxoscelismo cutáneo edematoso es una variante poco común (menos del 5 % de los casos), en la cual no está presente la lesión necrótica o es muy pequeña y lo que predomina es el edema, especialmente cuando la mordedura es en la cara.

En este caso, no se produce la necrosis debido a que el veneno es diluido por una acumulación de líquido en los tejidos de la piel, por lo que la recuperación se da espontáneamente después de 7-10 días, sin complicaciones.

Loxoscelismo cutáneo visceral

Este cuadro clínico, más grave que el cutáneo, ocurre en no más del 10 % de los casos e inicia de manera similar al loxoscelismo cutáneo, con la diferencia de que alrededor de 12-24 horas (hasta 48 horas como máximo) después de la mordedura, comienzan a presentarse complicaciones derivadas de la destrucción masiva de glóbulos rojos a causa de la toxina, que requieren atención médica urgente.

Los síntomas incluyen malestar general (fiebre alta, náuseas, vómitos, dolores musculares/articulares, anemia), ictericia (cambio del color de la piel a un tono amarillo), palpitaciones y sangre en la orina, aunque en ciertos casos puede evolucionar a falla renal, coma, hipotensión y convulsiones.


Imagen foto_00000005


¿Qué debes hacer si te pica una araña de rincón?

Frente a la picadura de esta araña, te aconsejamos conservar la calma y tomar las siguientes medidas:

  • Lava la herida con agua y jabón.
  • Aplica compresas de hielo cada 15 minutos para frenar la velocidad de reacción del veneno, sobre todo, durante los meses más calurosos.
  • Mantén la zona de la mordida en reposo y en una postura cómoda.
  • De ser posible, captura la araña o los restos de ella y llévalos al lugar donde recibirás atención médica para que la identifiquen (es por esta razón que no se recomienda pisarla ni aplastarla). Si luego de haberte picado la araña sigue viva, mantenla en un recipiente cerrado junto a un algodón humedecido con agua; si no, almacénala en un frasco seco.
  • Acude inmediatamente al servicio de urgencias, clínica o centró médico más cercano.

Es importante que tengas presente que posterior a la mordedura de una araña de rincón, las primeras 24 a 48 horas son cruciales y determinantes para que puedas recuperarte completamente. Por este motivo, insistimos tanto en que acudas lo antes posible al servicio de urgencias más cercano.

¿Cómo evitar la picadura de la araña de rincón?

Para evitar la mordedura de la araña de rincón te recomendamos:

  • Mantener limpios y ordenados los rincones, detrás y debajo de muebles y cuadros de tu casa, ya que, como cualquier otro tipo de insecto, la forma más eficaz de mantenerla lejos de tu casa es con un buen aseo.
  • Separar las camas y demás muebles de los muros dejando un margen de al menos 10 centímetros, para evitar que la araña llegue a tu cama y te muerda durante la noche.
  • No colgar ropa o toallas en las paredes.
  • Revisar y sacudir la ropa y zapatos antes de ponértelos, dado que, al tratarse de espacios cerrados, estrechos y oscuros, es muy probable que se esconda entre estas. Procura hacer lo mismo antes de utilizar toallas.
  • Chequear la cama y sus esquinas antes de acostarte.
  • Evitar que los niños (si los tienes) jueguen dentro de clósets o con cajas que no hayan sido revisadas previamente.
  • Al ingresar a un lugar oscuro o que haya permanecido cerrado por mucho tiempo, hacerlo con precaución, iluminar con una luz potente y hacer ruido, para que la araña se aleje.
  • Sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas.
  • Usar aracnicidas autorizados.

¡Estamos para ayudarte siempre que necesites!

En Bupa Seguros te ofrecemos una amplia variedad de seguros complementarios para que tú y tu familia estén protegidos en todo momento y tengan acceso a los mejores profesionales médicos, tratamientos de calidad y los servicios de salud integral que necesiten.

Si quieres conocer más sobre nuestros servicios y la oferta completa de productos que tenemos disponibles para ti, visita nuestra web, escríbenos o comunícate con nuestro Contact Center a través del número 600 391 9000.

Fuentes

  • https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2016/11/LOXOSCELES-FINAL.pdf

Conoce nuestros seguros complementarios,
tenemos soluciones para afiliados Fonasa e Isapres

Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo