¿Cómo actuar ante una urgencia pediátrica?

Un niño y sus padres jugando juntos en la alfombra de la sala de estar

Las urgencias pediátricas pueden ocurrir en cualquier momento, generando ansiedad y preocupación tanto para los niños como para sus padres. Por eso, es fundamental saber reconocerlas, cómo responder de inmediato y qué medidas preventivas se pueden tomar para reducir el riesgo. Esto es especialmente crucial cuando se trata de situaciones que podrían ser críticas para la salud o la vida del niño.

En Bupa Seguros, queremos brindar a padres y cuidadores la información necesaria para identificar las emergencias pediátricas, actuar de manera apropiada y entender la importancia de buscar ayuda profesional rápidamente.

¿Qué es una urgencia pediátrica?

Las urgencias pediátricas son situaciones médicas críticas que requieren atención inmediata para prevenir consecuencias serias, garantizar el estado de salud e incluso salvar la vida de recién nacidos, bebés y niños pequeños.

¿Cuáles son las urgencias pediátricas más comunes?

Algunas de las emergencias pediátricas más comunes que requieren atención médica inmediata son:

Lesiones y traumatismos

Los niños pueden sufrir caídas, cortes, quemaduras y fracturas. Entre los traumatismos más preocupantes se encuentran los golpes en la cabeza y las lesiones dentales. Siempre se debe buscar atención médica después de un golpe en estas áreas para descartar posibles complicaciones. Asimismo, el tratamiento de quemaduras varía según su gravedad, por lo que es fundamental que un profesional las evalúe y determine el mejor curso de acción.

Dificultades respiratorias

El asma, la bronquitis, la neumonía y la laringitis pueden desencadenar episodios de dificultad respiratoria en los niños. Aunque estas condiciones suelen ser controladas, pueden agravarse rápidamente y causar obstrucción de las vías respiratorias. Por lo tanto, es esencial buscar ayuda médica cuando se producen síntomas respiratorios graves o persistentes.

Problemas gastrointestinales

Los vómitos persistentes, la diarrea severa, la gastroenteritis aguda o las intoxicaciones alimentarias pueden ser signos de problemas graves. Si alguno de estos síntomas se agrava o si se observa sangre en el vómito o en las heces del niño, es crucial acudir al médico inmediatamente para evitar complicaciones serias.

Fiebre alta

Una fiebre de 38° o más en niños menores de tres meses requiere atención médica urgente. Aunque no todas las fiebres indican un problema grave, es importante monitorear la temperatura y buscar ayuda si la fiebre persiste o se acompaña de otros síntomas preocupantes.

Reacciones alérgicas

Las reacciones alérgicas pueden ser causadas por alimentos, medicamentos o picaduras de insectos. Estas reacciones pueden ser impredecibles y varían en intensidad. Si un niño muestra signos de una reacción alérgica grave, como dificultad para respirar o hinchazón significativa, se debe buscar atención médica de inmediato.

Imagen foto_00000127

¿Cómo actuar durante la emergencia?

Ante una urgencia pediátrica lo fundamental es mantener la calma y actuar
con rapidez:

  • Llama a emergencias de inmediato: En Chile, el número para solicitar una ambulancia es el 131, que te conectará con el Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU).
  • Administra primeros auxilios si estás capacitado: Mientras esperas a que lleguen los profesionales de emergencias, puedes proporcionar primeros auxilios según el tipo de emergencia.
  • Mantén al niño cómodo y seguro: Coloca al niño en una posición segura y cómoda. Evita moverlo innecesariamente, especialmente si sospechas lesiones en la cabeza, cuello o columna vertebral.
  • Proporciona información precisa al equipo médico: Cuando lleguen los servicios de emergencia, comparte toda la información relevante. Describe lo que sucedió, cuándo ocurrió, cualquier síntoma que el niño presente, cualquier tratamiento que hayas aplicado y cualquier información médica relevante.

¿Cómo prevenir una urgencia pediátrica?

Algunas de las medidas que los padres pueden tomar para reducir el riesgo de emergencias pediátricas son:

  • Supervisa atentamente a los niños mientras juegan, especialmente cuando estén cerca de piscinas. Los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento.
  • Asegúrate de que los niños usen equipo de protección adecuado al practicar actividades al aire libre.
  • Guarda productos químicos, medicamentos y objetos pequeños en lugares seguros para evitar intoxicaciones, envenenamientos o ahogamientos.
  • Promueve una alimentación equilibrada, ejercicio regular, chequeos médicos periódicos y vacunas actualizadas para ayudar a prevenir enfermedades y otros problemas de salud.

Importancia de la atención médica especializada

Proteger la salud y el bienestar de los niños durante una urgencia pediátrica es crucial. Por eso, contar con seguro que garantice el acceso a atención médica especializada, proporcionada por médicos altamente calificados, es esencial en situaciones de emergencia.

En Bupa Seguros, ponemos a tu disposición una amplia variedad de seguros complementarios que incluyen cobertura para consultas pediátricas, diseñados para satisfacer las necesidades únicas de tus hijos, respaldados por los mejores especialistas.

Para obtener más información sobre nuestros servicios y conocer nuestra oferta completa de productos que tenemos para ti y a tu familia, te invitamos a visitar nuestro sitio web, escribirnos o comunicarte con nuestro Contact Center a través del número 600 391 9000.

Conoce nuestros seguros complementarios,
tenemos soluciones para afiliados Fonasa e Isapres
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra Imprimir este Artículo